¿Existe relación entre los aires acondicionados y las alergias?

Las personas que sufren alergias a menudo evitan el uso de aparatos de aire acondicionado, ya que creen que estos pueden contribuir a empeorar su problema. Sin embargo,  no tiene porqué ser así, sino que además, podemos encontrar en los sistemas de climatización un buen aliado para purificar el aire y combatir estas afecciones. Hoy hablaremos de las alergias y de su relación con el aire acondicionado.

Definiremos a una alergia como una reacción en el sistema inmunitario de nuestro cuerpo provocada por el rechazo hacia un agente externo. Este agente externo se conoce como alérgeno y puede ser desde una sustancia encontrada en los alimentos hasta una molécula presente en el aire o incluso un ácaro.

En esta ocasión, sin embargo, nos centraremos en las alergias que ingresan a nuestro organismo por medio de la respiración (debido a los alérgenos que contiene el aire, como por ejemplo, el polen). Cuando sufrimos esta reacción alérgica en nuestro sistema inmunitario podemos experimentar diferentes síntomas, siendo la tos, el goteo de la nariz o la irritación de los ojos con el consiguiente malestar que ello conlleva, algunos de los más típicos.

El aire que respiramos es una de las vías de transmisión más comunes de las alergias y el estado del aire es, por lo tanto, muy importante para evitar activar las alergias.

Hasta hace pocos años, el aire acondicionado era considerado como unos de los factores que agravaban el problema de las alergias; al coger el aire del exterior y no contar con unos filtros suficientemente potentes para bloquear el agente alérgeno.

Sin embargo, actualmente existen sistemas, como Panasonic Etherea, que es un sistema de climatización que ha sido concebido para proporcionar una mejor calidad de vida a las personas con problemas de alergias respiratorias. Este tipo de equipos incorporan filtros purificadores del aire que eliminan el 76.6% de las partículas alergénicas del polen en sólo 1 hora de funcionamiento al día. Este sistema ha sido probado, mediante un laboratorio independiente, y certificado por la The British Allergy Foundation (BAF), por lo que está avalado por la comunidad científica.

Pero eso no es todo, porque el mismo sistema de climatización gracias a la emisión de partículas nanoscópicas de e-iones, desactiva además de partículas alergénicas, y elimina el 99% de las partículas de bacterias, virus y moho que se encuentran en el aire y en la superficie de los muebles y los tejidos. Este sistema neutraliza, además, los olores para proporcionar un entorno más agradable y saludable.

Un ejemplo más de cómo la tecnología avanza para ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida y a sentirnos más cómodos y felices en nuestra propia casa.

 

Alergia a los ácaros

 

Si sueles tener ataques de estornudos, irritación en los ojos en determinadas situaciones, picazón en el rostro o en otras partes del cuerpo, y detectas que se dan en situaciones muy puntuales pero recurrentes, es momento de que te ocupes del tema porque puedes estar sufriendo algún tipo de alergia.

Una de las más comunes es la alergia a los ácaros. Es muy fácil de tratar, pero debes tener que tener algunas precauciones para que no te expongas sin saber a situaciones que pueden complicar tu salud.

Hay muchas situaciones y de las más cotidianas por las que una persona puede estar en contacto con los ácaros, como es la simple actividad de barrer, o correr una cortina. Es que suelen ingresar al organismo a través de las mucosas nasales, oculares o más extrañamente a través de la piel, generando picazón o urticarias. También pueden ser factores de riesgo la exposición al  polen, a los pelos de los animales domésticos o a la tierra.

La alergia a los ácaros suele ser un poco extraña, ya que se desconoce por qué algunas personas son alérgicas y otras no, o por qué una persona que previamente toleraba una sustancia ya no lo hace. Digamos que ese proceso de sensibilización no se termina de comprender.

La persona alérgica a los ácaros, puede padecer distintos tipos de síntomas y hasta incluso pueden coexistir todos simultáneamente. Los más comunes son la irritación de esas mucosas, los siguientes estornudos, la toz y hasta en casos extremos, la incapacidad completa para respirar.  En este tipo de acciones más severas realizadas por el cuerpo es importante recurrir al médico porque puede que la deficiencia respiratoria continúe volviéndose cada vez más peligrosa.

Una vez que la persona que sospechaba de dicha alergia se hace los estudios correspondientes y los resultados son positivos, se trata de buscarle una solución para poder tratar la alergia lo mejor posible para beneficio del paciente.

Si bien es difícil poder eliminar por completo los ácaros que se encuentran en el hogar, hay algunas medidas que se pueden tomar para garantizarle mejor calidad de vida a quien padece la alergia. Lo principal es una limpieza frecuente del hogar en donde se habita pero sin levantar polvo y utilizando paños húmedos. Otra consideración un poco más compleja es que los suelos deben ser lisos, y sin demasiadas perforaciones o grietas donde los ácaros puedan depositarse.

Por último, mencionar que se recomienda que las paredes de los dormitorios de personas alérgicas estén empapeladas y en lo posible que se encuentren bien ventiladas.

Consejos para pacientes alérgicos a los ácaros

Otoño es la estación del año junto la primavera en la que los ácaros se reproducen, por lo tanto las personas alérgicas a los ácaros se les recomienda que sigan unas medidas de control y prevención para no agravar considerablemente los síntomas de la alergia. A continuación les describimos unas cuantas medidas que hemos recopilado por Internet y creemos que os sera de gran ayuda.

  1. No barrer, lo sustituiremos por fregar o pasar la aspiradora y filtros HEPA o de agua, sobre todo son útiles para eliminar ácaros muertos y alérgenos. Lo debe de realizar otra persona que no sea el paciente, ya que no debe estar presente hasta pasados unos 20 minutos sino utilizar una máscara para el polvo.
  2. Limpiar el polvo con un paño humedecido o bayetas atrapa polvo
  3. Eliminar las moquetas y alfombras, especialmente en la habitación del paciente, evitar libros, muñecos de peluche, posters, y todo lo que pueda atrapar polvo.
  4. Toda la ropa de cama se lavará con agua caliente a 60° cada 7 o 14 días.
  5. Utilización de fundas protectoras anti ácaros para el colchón y la almohada y edredón de fibra poliéster 100%.
  6. Reducir la humedad relativa del domicilio por debajo de 50% mediante la utilización de deshumificadores.
  7. No permita la entrada de animales domésticos en la habitación.
  8. Mantener el lugar ventilado y limpio.
  9. Las mantas han de ser acrílicas y debes lavarlas cada tres meses y airearlas con frecuencia. Al final de las temporada guárdelas en otra habitación.
  10. Mantener la habitación cerrada después de ventilar y limpiar.

Sobre la utilización de productos anti-ácaros y humificadores no esta totalmente demostrado su eficacia, así que no los hemos añadido.

Fuentes: www.tuotromedico.com y sgaic.org